González Quijano, Adelantado de las grandes presas españolas


Recordamos hoy a Pedro Miguel González- Quijano (1870-1958), primer presidente del Comité Español de Grandes Presas. Este ingeniero de caminos jerezano, sabio profesor, fue el responsable de la incorporación española a las grandes presas en 1929.

Conocido como el «Gran Adelantado de la Hidrología Científica de España», una de sus muchas contribuciones al prestigio de las obras hidráulicas fue la presa de Guadalcacín y los famoso sifones en arco que permitían que el agua embalsada llegara a todas las zonas regables. Son las famosas «asas» de los riegos de Guadalcacín.

Presas y Sifones

En la entrada correspondiente a su nombre , la Real Academia de la Historia nos ilumina con el siguiente texto:

«Estudioso de amplios aspectos de climatología, pluviometría y riegos, proyectista, consultor y constructor de obras hidráulicas. Su política de aguas se caracterizó por la defensa a ultranza de la construcción de grandes presas de embalse. Soslayó las aguas subterráneas y siempre cuestionó la influencia de los bosques en la generación de lluvia. Esta política hidráulica era concordante con la idea subyacente de que, aun existiendo la convicción de que había agua en el conjunto del Estado, estaba muy mal repartida«

De sus enseñanzas se nutrió el Congreso de Riegos de 1913. Y de él aprendió Manuel Lorenzo Pardo, el precursor de la administración hidráulica española y sus grandes presas. En el citado congreso, fue famosa su educada polémica con el también insigne ingeniero de montes Nicolás Ricardo García Cañada.

Porque Cañada presentó una comunicación titulada «Los montes y la regularización de las corrientes de agua. Una opinión sobre el tema ´’Utilización de las aguas‘». Cañada se enfrentó por vez primera en el mundo a los terribles efectos destructores de las ramblas mediterráneas. E hizo repoblaciones forestales asombrosas, como el pinsapar de Orcajo.

Por su parte, González-Quijano le replicó con otra comunicación manifestando sus dudas sobre las teorías de Cañada y abogando por un diálogo y trabajo conjunto. Y propuso que el Congreso adoptara la siguiente conclusión.

«Faltando unanimidad en las opiniones relativas a la influencia de la repoblación forestal en el régimen de las aguas, el Congreso recomienda al Estado y a los especialistas el estudio práctico y teórico del asunto con intervención de funcionarios de los distintos cuerpos facultativos para que pueda formarse sobre punto tan importante opinión definitiva»

Reconforta comprobar como desde hace más de un siglo, dos no riñen si uno no quiere

Lorenzo Correa

Safe Creative #1608240244452

¿Te interesa la gestión del agua desde la perspectiva del coaching?

Recibe un email semanal con nuestras publicaciones

Te das de baja cuando quieras.


Deja un comentario